Además de ser deliciosa, la carne de res ofrece una amplia variedad de cortes que, preparados adecuadamente, sirven para la elaboración de una amplia variedad de platillos, por lo que en este artículo te presentamos algunas opciones para que disfrutes de tus cortes de carne de res favoritos.

Cortes de carne de res para guisar
Los cortes ideales para guisar son aquellos que tras su cocción quedan más jugosos y sabrosos. La carne de la zona de la aguja es excelente para guisar previamente cortada en trozos, preparando en estofado o cocinando a la jardinera, con verduras al vapor.

Cortes de carne de res para asar
Los mejores suelen ser cortes de piezas enteras, de forma cilíndrica o alargada. Si bien el solomillo es el predilecto, existen muchos otros igualmente llenos de sabor como la espaldilla de ternera, las costillas, la arrachera, el rib eye, el porterhouse y el top sirloin; aunque debes recordar que su maridaje es clave para destacar el sabor de la carne.

Cortes de carne de res para freír o empanizar
La carne parta preparar a la plancha, a la sartén o empanizada es una de las más populares, y existen algunos cortes de carne de res que son especialmente tiernos para hacer filetes, como son el sirloin, el lomo de aguja, el lomo ancho, el centro de pierna y la bola de pierna.


Esperamos que en tu próxima visita a la carnicería pidas el corte que más se ajuste a la receta que quieras preparar. No olvides que la carne es un ingrediente muy importante en cualquier menú por lo que te invitamos a contactar a nuestros representantes para conocer los tipos de cortes de carne de res más apropiados para tus platillos.